Hampi, desolación mágica

Debería existir una forma de llegar a Hampi mas rápido. Si pudiéramos llegar desde cualquier punto del planeta en vuelo directo, nos enamoraríamos a primera vista de India. Nada de aprender a quererla, ni a ir descubriéndola. Llegar, adorarla y punto. Pero quizás sea mejor recorrer algunas de sus ciudades ruidosas y exaltadas, antes de llegar a esta reliquia escondida. Quizás esté bien aterrizar en Deli, y sentir que los 12.8 millones de personas que la habitan están tocando bocina a la vez. Antes de pisar Hampi tal vez sea recomendable experimentar la frustración de un mal entendido de precios con un conductor de rickshaws o el despliegue teatral de un regateo en el mercado central de Bombai. Por eso Hampi es Hampi, porque esta rodeada de India.

Hampi-1

Nosotros veníamos del sur. Salimos a las diez de la noche desde Bangalore a Hospet. Una ciudad que queda a 13 km de Hampi. El autobús aceleraba y frenaba con la naturalidad con la que uno respira. Sumado a la sensación de curva y contra curva constante,  no era un viaje para ir con la panza llena. Y menos mal que íbamos rápido. Tardamos nueve horas en hacer 328 kilómetros. Cuando llegamos a Hospet, revivimos una en versión miniatura otra vez la acumulación de conductores de rickshaws casi trompeándose por estar primeros en la puerta del bus. Bajamos al son de -no thankyou no thankyou- porque sabíamos que había otro bus local que nos acercaría a Hampi. Eran las 6.30 am. El próximo salía a las 9 am recién. Con nuestras caras de liquidados mucho no pudimos negociar el precio del rickshaw. 150 rupias hasta el destino final.

Hampi-1-5
Estación policial de Hampi

Al llegar, los dueños del hospedaje nos cuentan que es un requisito obligatorio anunciarse a la estación de policía. La estación esta ubicada literalmente dentro de las ruinas de lo que alguna vez fue la capital del imperio Vijayanagara.  En el registro de entrada y salida de extranjeros, hay que asentar los datos personales, el lugar de hospedaje, y la marca de tu cámara de fotos. En una columna/viga cuelga un papel plastificado con instrucciones para turistas, tanto extranjeros como indios. Algunas de las indicaciones son: no deambular por lugares en forma solitaria, existe la posibilidad de ser atacado por ladrones y abusadores; no se deben transportar ni consumir ni vender narcóticos; no consumir alimentos ni bebidas ofrecidos por desconocidos; se deberá mantener un código de vestimenta respetuoso, que cubra todo el cuerpo; no es seguro deambular por Hampi luego del atardecer. Los agentes con sus uniformes apretados, y sus sombreros estilo John Wayne, mientras tanto miran la novela de las tres. Es una desolación mágica.

Hampi-1-3
Policias en acción

Por si hacía falta algo mas para percibir la atemporalidad en este lugar no hay autos. Si hay rickshaws y muchas bicicletas.

Hampi-1-2 Hampi-1-9 Hampi-1-6

Hampi-1-10 Hampi-1-8 Hampi-1-40 Hampi-1-39

Hampi esta ubicada en lo que fue la capital del imperio Vijayanagara, el cual se extendió por todo el sur del país desde 1336 hasta 1646. Por el año 1500 en esta ciudad vivían cerca de  500.000 habitantes, , lo que probablemente haya sido  la segunda ciudad más grande en el mundo después de Pekín-Beijing y dos veces el tamaño de París en ese entonces. Las ruinas son ahora Patrimonio de la Humanidad.

El templo Virupaksha, imposible no verlo, se encuentra en el corazón de Hampi Bazaar. Es una de las estructuras mas antiguas del pueblo, construido en 1442. Ingresar al templo cuesta una recompensa al señor que te cuida los zapatos en la entrada.  Por un par de rupias mas, Lakshmi la elefanta del templo te da un beso. Y si te levantas temprano, podes ver como se baña en el río.

Hampi-1-27
Templo Virupaksha

A 2km de Hampi Bazaar se encuentra el Templo Vitalla. El templo está construido en forma de un extenso campus como si fuera un fuerte, las puertas de entrada tienen unas torres imponentes .Hay muchas salas , pabellones y templos situados dentro de este campus. Los detalles de las piedras talladas son simplemente extraordinarias. El carro de piedra situado en el interior del campus es casi una estructura icónica de Hampi .

Hay que tomarse un rickshaw para llegar al Centro Real. Aquí se encuentran el establo de los elefantes, donde solían guardar a los elefantes reales. Desde ahí se ve el recinto Zenana, que contiene al Lotus Mahal. Una de las construcciones mas hermosas  que vi en la India. Aquí las mujeres de la familia real socializaban y se resguardaban del sol furioso . Quisimos hacer lo mismo, pero la custodia oficial nos saco con su palo.

Hampi-1-22
Lothus Mahal
Hampi-1-21
Detalle Lotus Mahal
Hampi-1-25
Cuidadora oficial del Lotus Mahal
Hampi-1-24
Recinto de los Elefantes Reales

Lo que hace a Hampi el lugar perfecto, es que se puede escalar. Es un lugar un poco extraño para hacer boulder.  El sol y el calor reducen el horario amable para acercarse a la roca, que se desparrama en una zona elevada y  permite observar los atardeceres mas extraordinarios. Por lo cual había que ir o temprano antes de las 9.30 am, o por la tarde luego de las 5pm.  Hay varios lugares para alquilar equipo. Crashpads, zapatillas y magnesio . Pero es muy recomendable llevar las propias. El estado del material deja mucho que desear.

Hampi-1-11
Escalando en Hampi.
Hampi-1-14
Boulder en HampiHampi-2-2

Boulder Hampi

Hampi-1-43
Boulder HampiHampi-1-12

Volviendo del sector de boulder

Nosotros nos quedamos diez días ¿O fueron cien? Lo mejor de Hampi fue perder el registro del tiempo. Puede que haya sido culpa de los atardeceres, no tengo idea cuanto duraban, pero su efecto hipnotízante habría logrado bajar mi ansiedad de ciudadana de ciudades.  Hampi fue el silbido del silencio que queda cuando salís de una fiesta ruidosa, pero sin lo molesto de estar aturdido.

Hampi-1-13
Hampi sky.

Hampi esta dividida en dos  por el rio Tungabhadra. Hay hospedajes de ambos lados. El lado de Hampi Bazar es el lado mas céntrico, hay mucho restaurant y lugares para comprar suvenires (carteras, zapatitos de cuero, etc). Del otro lado (el lado donde están las rocas para escalar) es mucho mas tranquilo y mas barato (pero con menos oferta de comida). Hay que tener en cuenta que solo se puede cruzar en lancha entre las 9 am hasta las 5 pm por 10 rupias. Luego de las 5 hay unos señores muy buena onda que te quieren cruzar por 200 rupias en una balsa. No hay forma de negociar, saben que no tenés otra para cruzar así que no les importa cuanto les ruegues… un robo.

 Alquilarse una bici o moto es muy recomendable para hacer distancias un poco mas largas y visitar pueblitos aledaños.

– En el lago Sanapur, se puede nadar un rato bajo la atenta mirada de los locales. Se llega en moto o caminando una hora y media.

– Las entradas para el Centro Real (Royal Center), donde se encuentra el Recinto Zenana sale 250 rupias, sirven también para el templo Vitala.

– Vale la pena pagar un poco mas por un lassi o chai y pasar la tarde alternando la mirada en entre un buen libro y la vista en el restaurant Mango Tree.

Hampi-1-44
Mango Tree Hampi
Hampi-1-45
Mango Tree Hampi
Mas de cartasdeviaje

1 comentario

  • Que lindo Hampi ! Yo estuve hace unos años y estaba la misma mujer de celeste cuidando el templo. Q loco. Es tal cual lo que decis, el tiempo detenido, la desolacion magica. GRACIAS !! me dieron ganas locas de volver y seguir conociendolo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *